Callá esos ojos, querida Andrea.

2 Jun

CALLÁ ESOS OJOS.

Es un grito, una súplica en mayúsculas. ¿O será un piropo?

Encontré esta pintada en San Telmo.

¿Cómo se puede ser tan resuelta en un montón de cosas y tan poco resuelta para otras tantas?

Pasan los años y nunca aprendí a entender a los corazones. Nunca pierdo la esperanza de entender corazones ajenos y sé que es un error.

Tampoco entiendo al mío, con lo cual es de esperarse que no entienda al resto.

A veces pienso que el problema es que sea tímida. Porque soy resuelta en un montón de cosas y tan poco resuelta para otras tantas.

Puedo ser la más canchera para los chistes, para la música y para mis pasiones.

Y puedo ser la más preadolescente cuando tengo que hablar con un chico que me gusta en serio.

Pero no tiene lógica que me pare adelante de completos extraños haciendo stand up todas las semanas (con toda la exposición que eso representa) y que no sepa como demostrarle a alguien que me gusta.

Y a mí me gusta la lógica. Bah, no se si me gusta, la necesito. La lógica me ordena y me hace sentir cómoda con mis pensamientos.

Pero lo más revelador de esta historia, es que finalmente entendí (noche de insomnio mediante) que no soy tímida.

O mejor dicho, la timidez que uso como escudo, es simplemente una forma de canalizar un miedo.

No quiero tener miedo a que hablen mis ojos. Porque soy transparente. No se mentir. Puedo no animarme a sentir con las palabras, pero nunca puedo dejar de sentir con los ojos.

Y no sé porque sigo mandándolos a callar cuando miro a alguien que me gusta.

Tal vez, y solo tal vez, es posible que descubrir que nos pueden pasar cosas o que somos máquinas de generar sentimientos y sensaciones en uno mismo y en los otros, nos asuste.

Me tuve que acostumbrar a lo fugaz, sabiendo que cuando las relaciones son casuales, sentir no es una opción válida. Y que si te das ese lujo, lo pagás bien pagado. Con intereses y con cotización de dolar blue.

Y convertí ese miedo a sentir en timidez. Una timidez que me anula. A la que puedo culpar cuando los resultados no son exitosos.

Nunca me tendría que haber hecho caso cuando me dije “Callá esos ojos”.

Advertisements

4 Responses to “Callá esos ojos, querida Andrea.”

  1. Guada Lup-e June 4, 2012 at 11:09 pm #

    Sencillamente excelente, perfecto. Estas relatando de la formaa mas sutil y poetica el dilema de mi vida. Felicitaciones.

  2. Godric Gryffindor (@_Oh_Darling_) June 5, 2012 at 1:30 am #

    Me gusta cuando usás una excusa (sea una pintura, sea una fotografía) como fachada para lo que realmente querés expresar. Aunque no sea santo de mi devoción, me hace acordar a Alejandra Pizarnik. Impecable como siempre, Andre. ¡Besos!

    • alatardecontostadas June 5, 2012 at 1:37 am #

      Nunca leí a Pizarnik. Pero que mis escritos te remitan a alguien de renombre es muy fuerte para mí. No sé si decir que uso “una excusa” sino que vivo mi vida a través de esos puntos de partida. Un beso enorme. Sabés que me encanta cuando comentás lo que escribo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: